Y después de cenar, ¿qué?

Palacio de Congresos de nocheEl Congreso de Periodismo Digital se caracteriza por su trajín, y todos los asistentes deben tener las pilas cargadas y estar despiertos al cien por cien para poder aportar y aprender. Y uno de las formas más útiles para empaparse de otros conocimientos, si no la principal, es hablar con la gente, y para eso qué mejor que darse una vuelta después de cenar. Momento idóneo para tomar una copa o unas cervezas y charlar en un ambiente sincero, cercano y distendido.

Huesca es una ciudad que, a pesar de su tamaño, tiene varias zonas por las que salir. La principal es el Casco Viejo. En sus calles uno puede encontrar pequeños pubs y bares en los que disfrutar de una copa bien puesta, y acompañados de un acertado hilo musical, charlar animadamente. El centro y también “El Coso”, un lugar de Huesca propicio para tomar unas cervezas o unos refrescos en un ambiente más sosegado.

Además hay una zona donde concurren los más jóvenes de la capital oscense. Es la conocida como la zona de “El Tubo”. Decenas de bares se agolpan aglutinando todos los estilos. Locales de moda donde, además de compartir con los compañeros de congreso, se puede bailar toda clase de música, desde el pop hasta el rock, pasando por el techno, el indie, havy, pop-rock, etc. Cabe destacar el bar “Twister”, donde pinchan música pop y house, un popurrí musical que propicia que se dé un ambiente excepcional en su interior.

Y si a alguien se le “complica” la noche, siempre puede ir a las discotecas que se sitúan en las afueras de la ciudad, como la discoteca Manhattan.

El jueves habrá que dormir, pero quienes puedan pernoctar una noche más en Huesca, ya no tienen excusa para no socializarse.

Anuncios